/* */

En el interior del cementerio de Arenys de Mar, situado en la plaza Salvador Espriu, junto al centro urbano de Arenys de Mar, en la comarca del Maresme, podemos ver el Sepulcro Mundet.

Este sepulcro fue esculpido, en 1901, por el escultor Josep Llimona. Para la construcción de este sepulcro, se utilizó piedra de Montjuic y bronce.

En este sepulcro podemos ver la escultura titulada, por Josep Llimona, “Recuerdo los muertos”, y es una de las joyas del arte funerario modernista catalán.

En esta obra, Josep Llimona abandona los ángeles para mostrar a una joven de estética simbolista y de mirada perdida. Esta figura femenina está sentada, con la cabeza apoyada sobre una mano, y con una expresión de tristeza y meditación. Según Raimon Casellas, esta escultura representa la expresión más elevada de un pensamiento de su escultor.

Aparte de la escultura, también podemos destacar, de este sepulcro, la placa de bronce influenciada por Auguste Rodin.