/* */

En la Costa de Sant Sebastià, dentro del término municipal de Prats de Lluçanès, está ubicado el Roc Foradat.

El roc agujereado es una piedra de grandes dimensiones, que, actualmente, tiene un agujero en su parte central. Antiguamente, por ello, tenía más de un agujero. Este elemento está situado junto al antiguo camino real, y entendemos que el agujero servía como capilla para ubicar alguna figura, o imagen, de algún Santo.

El Roc Foradat, por esto, está ligado con la leyenda de la Bruja Napa. En 1766, se encontró el cuerpo descuartizado de una niña de 4 años, tirado al estercolero de una casa del pueblo. Los vecinos creyeron que la responsable era la, popularmente conocida, Bruja Napa. Las sospechas quedaron confirmadas cuando, un grupo de hombres, encontraron el brazo izquierdo, y el hígado cocido en sangre, de la niña asesinada, en la casa de la Bruja Napa.

Un grupo de hombres detuvieron la Bruja Napa al Roc Foradat. Según los vecinos de Prats, la Bruja Napa venía al roc Foradat a hacer sus conjuros mágicos. Una vez detenida, la detuvieron y la enviaron a Barcelona para ser juzgada. La acusaron por asesinato, y la colgaron en la horca. Para la gente de Prats de Lluçanès, había terminado con la brujería en el pueblo.