/* */

La poza de los Demonios se encuentra situada en el arroyo de las Gorgues, dentro del término municipal de el Esquirol.

Esta poza se encuentra en un lugar de una gran belleza natural, donde se puede disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad.

Las pozas son lugares que pueden llegar a ser muy peligrosos. Además, la gente creía que en estos lugares vivían las brujas y brujos, y que también eran una entrada al infierno.

En la poza de los Demonios se ha conservado una leyenda que nos demuestra la creencia popular de que las pozas eran una entrada al infierno. Según la leyenda, hace muchos años, dos agricultores de la zona quisieron comprobar la profundidad de la poza. Estos campesinos eran de Cal Campes y de Cal Intentas.

Para poder comprobar la profundidad de la poza, cogieron unas cuerdas y ataron una piedra en una de las puntas. Tiraron la cuerda con la piedra dentro de la poza, y fueron dejando cuerda. Fueron alargando la cuerda, pues no encontraban el fondo de la poza. Al cabo de mucho rato oyeron una voz que les dijo: “Tira, Intentas, tira, Campes, que con otras cuerdas no llegaréis”. Era el mismo demonio que les decía que la poza no tenía fondo. Al oír esa voz, los dos campesinos se fueron a toda prisa, y nunca más se acercaron a esta poza.