/* */

La plaza de los Traginers está situada al final de la calle Baixada de Viladecols, en el barrio de Ciutat Vella, en el centro histórico de la ciudad de Barcelona.

En esta plaza todavía podemos observar un pequeño tramo de la antigua muralla romana de Barcelona. Esta muralla se construyó durante el siglo IV dC, en sustitución de la muralla fundacional de Barcino del siglo I aC.

En todos los tramos de la muralla romana de Barcelona, podemos observar un gran número de torres. La mayoría de las torres de la muralla romana eran cuadrangulares, a excepción de las torres que estaban situadas en las esquinas de la muralla. Las torres de las cantoneras eran circulares, ya que de esta manera dejaban menos ángulos muertos en caso de ataque.

En este punto de la ciudad de Barcelona, podemos observar la única torre circular que se conserva de la muralla romana de Barcelona.