/* */

La Iglesia de Santa María, un edificio de estilo historicista, está situada en la calle de la Iglesia, 25, en el centro urbano de Caldes d’Estrac, en la comarca del Maresme.

Las primeras noticias conservadas de la Iglesia de Santa María se remontan a la época medieval. Originalmente, esta iglesia era una sufragánea de Sant Andreu de Llavaneres, pero en 1230 se convirtió en parroquia conventual. En 1379 pasó a ser una parroquia independiente del obispado de Barcelona.

La iglesia actual, por ello, se construyó entre el 1805 y 1830, en pleno siglo XIX. Se decidió construir un nuevo templo cristiano encima de la antigua iglesia del siglo XIII. De la iglesia medieval aún se conserva la pila bautismal, así como una lápida que hay encima la entrada. Esta lápida es una representación de la Virgen del Remedio, y tiene un marcado estilo gótico.

Esta iglesia es de una sola nave, con capillas laterales situadas entre los contrafuertes. El campanario de esta iglesia se rehízo y ampliar en 1868, y en 1949 se restauró el ábside.

La fachada tiene un marcado estilo neorománico. Podemos observar como la puerta está enmarcada por tres arcos de medio punto. Encima de la puerta de entrada hay un gran rosetón que da iluminación en el interior de la iglesia de Santa María. Además, a ambos lados de este rosetón hay dos ventanas ciegas dobles que imitan las ventanas del románico más avanzado. Estas ventanas dobles están subdivididas por una pequeña columna de piedra. También hay un guardapolvo continuo que protege las dobles ventanas ciegas y el gran rosetón. Encima del gran rosetón hay un pequeño óculo, y todo el caballete de la fachada es decorado con un friso dentado que imita la decoración románica.