/* */

La iglesia de Sant Francesc s’hi Moria, de estilo románico, está situada en la Carretera de Roda, km 3,5, en las afueras de la ciudad de Vic, en la comarca de Osona.

La primera mención documental de la iglesia de Sant Francesc s’hi Moria es del año 1244. Esta iglesia, por ello, fue totalmente destruida durante la Guerra Civil Española, y en 1946 se comenzó su restauración.

La iglesia de Sant Francesc s’hi Moria es de una única nave, con un ábside semicircular. Adosado al edificio hay un campanario de torre de planta cuadrada, con una planta baja y dos pisos. Este campanario es acabado con almenas, y los muros son decorados con arcos ciegos, fajas lombardas y decoraciones de sierra. Además, también hay ventanas geminadas.

En la fachada principal está la puerta de entrada de arco de medio punto, enmarcada por columnas con capiteles. Encima de la puerta hay ventanas geminadas. Toda la iglesia tiene una decoración de estilo lombardo, con arcos ciegos.

Hay una leyenda, que escribió el cura Cinto Verdaguer, sobre el origen del nombre de esta iglesia. Según la leyenda, San Francisco de Asís visitó Osona el 1225. La esplanada donde hay situada esta iglesia era conocido como el plan de Almoina, y en este lugar San Francisco de Asís se desmayó. Gracias a un campesino que le dio agua de su pozo, San Francisco de Asís se recuperó. Años más tarde, el orden de los franciscanos construyeron la capilla que tomó el nombre de Sant Francesc s’hi Moria (San Francisco se Moria).