/* */

La Colina de las Tres Cruces está situada junto al Santuario de la Virgen de Rocaprevera, dentro del municipio de Torelló.

Al parecer, en 1686 ya había tres cruces de madera en este lugar. Aquí se celebraba el encuentro de la Santa Cruz el 3 de mayo. En 1736 se hizo una reparación de las cruces, y a principios del siglo XX, la cruz principal era de madera, mientras que las cruces laterales eran de obra. Durante el 1913, se remodeló esta sierra y se colocaron las cruces que podemos observar hoy en día.

La cruz central, que es la más grande, es una representación del Calvario, con Jesús en el centro y los dos ladrones a cada lado. Las cruces actuales son de hierro y tienen una base de piedra picada con una columna y un capitel poligonal.

En el suelo hay representada una rosa de los vientos que marca la situación de los pueblos y cumbres cercanos.

En este punto se ha conservado una leyenda sobre la Serpiente de los Comunes. Según la leyenda, a pocos metros de este lugar vivía una serpiente gigante que tenía una gran melena de oro. Además, en la frente de su cráneo tenía empotrado un diamante enorme.

Cuando la serpiente se quería bañar en el río Ter, primero se sacaba el diamante de su frente para no perderlo en las aguas del río Ter. Fueron muchas las personas que quisieron apoderarse de este diamante, pero nunca nadie lo consiguió.

No sabemos qué ha sido de la Serpiente de los Comunes, pero un día desapareció. Sin embargo, cuando sopla el viento de tormenta, entre los setos de los comunes, aun se puede escuchar un sonido metálico, como de cascabeles. Dicen que este sonido es el roce de la cola de la serpiente de los Comunes.