/* */

Can Gili, conocido también como Can Bellavista, es un edificio situado en la calle de la Església, 35, en el centro urbano de Caldes d’Estrac, en la comarca del Maresme.

Originalmente, Can Gili es una masía del siglo XVI, aunque fue modificada durante el siglo XVIII. En 1910, este edificio volvió a ser modificado por el arquitecto Francisco Nebot, el cual le dio el estilo novecentista que podemos observar hoy en día. Este edificio fue sede de un seminario marista, también fue sede de una escuela parroquial y, actualmente, es una residencia para ancianos.

Can Gili es un edificio de grandes dimensiones, formado por una planta baja y dos pisos superiores. En la antigua masía se le añadió un cuerpo transversal donde podemos observar una galería de dos pisos con una decoración de cerámica vidriada.

Lo que más podemos destacar, de este edificio, es la decoración esgrafiada de toda la fachada principal.