/* */
cargando el mapa, espere por favor ...

Al sur del pueblo de Balenyà, en las inmediaciones del Pla de les Forques, podemos encontrar los restos del Camino Romano, dentro del término municipal de Centelles.

Aún hoy se dice la frase que “todos los caminos llevan a Roma”, frase que hace referencia a las grandes vías que construyó el Imperio Romano. Todavía hoy podemos encontrar algunas estructuras conservadas de aquellas vías romanas.

Por la comarca de Osona, había una vía que comunicaba esta comarca con la ciudad de Barcelona, ​​conocida como “Barcino”. En este punto de Centelles, podemos observar unos restos de esta antigua vía romana.

Podemos observar algunas piedras irregulares que formaban parte del pavimento. También están los restos de algunos muros de contención que, en algunos tramos, llegan a los dos metros de altura. Estos muros están coronados con bloques grandes y escuadrados, de los que salen unas losas verticales que hacían la función de guarda-ruedas.

Por desgracia, gran parte de estos restos quedaron muy dañadas cuando se construyó la actual carretera de la C-17.