/* */

Los restos del Acueducto Romano están situados en la Plaza Vuit de Març, justo al lado de la Plaza de la Catedral de la ciudad de Barcelona.

En esta plaza, aun podemos ver, adosadas a un edificio, las arcadas del antiguo acueducto romano que nutría de agua la ciudad romana de Barcelona. Este acueducto fue construido durante el siglo I aC, momento en que se fundó la colonia de Barcino (actual Barcelona). Durante el siglo IV, cuando se construye una nueva muralla de la ciudad romana de Barcelona, ​​el acueducto aún funcionaba, y seguramente lo hizo hasta el siglo IX.

El agua que transportaba este acueducto provenía de las fuentes de Montcada, situadas a nueve kilómetros de Barcelona. El agua era canalizada a ras de suelo hasta pocos metros de las murallas romanas, donde el desnivel obligó a utilizar un acueducto.

Una de las entradas de este acueducto, era a través de la Puerta Decumana, justo al lado de la Plaza de la Catedral.