cargando el mapa, espere por favor ...

La Piedra del Sacrificio está situada a los pies de la colina de la iglesia de Sant Feliuet, dentro del término municipal de Tavèrnoles, en la comarca de Osona.

Esta es una piedra de gres de gran tamaño, que forma una cueva en su parte oeste. Todavía hoy podemos observar diferentes recortes en la roca, así como surcos y agujeros hechos artificialmente. La cueva tiene unos 3 metros de profundidad, y una altura de 4,5 metros. Durante los años 60 se realizaron diferentes excavaciones arqueológicas, en las que se localizaron diferentes tumbas humanas, así como diferentes materiales arqueológicos. Entre estos materiales, podemos destacar unos fragmets cerámicos, así como un hacha de piedra pulida. Todos estos materiales, están conservados en el Museo Episcopal de Vic.

Además, se ha conservado una leyenda relacionada con esta gran piedra. Según la leyenda, el nombre de esta piedra es porque era utilizada para hacer sacrificios humanos. En estos sacrificios, la sangre de las personas sacrificadas chorreaba por las canaletas que están grabadas en la roca.

También se dice que hace varios siglos, en esta roca se reunían diferentes brujas. En estas reuniones, se contabilizaban las fechorías de las brujas, y si alguna no había hecho suficientes maldades, era ejecutada en esta piedra. Tras el ritual, las brujas provocaban una gran tormenta para poder limpiar la sangre de las brujas ejecutadas.