cargando el mapa, espere por favor ...

Los restos de la Muralla de Vic aún se pueden observar en la Rambla Montcada.

Originalmente, las murallas de la ciudad de Vic se construyeron durante el siglo XII. Durante el siglo XIV, el rey Pedro III ordenó reforzar las murallas de Vic. Estas murallas contaban con siete portales de entrada y salida, así como 40 torres defensivas y un foso de unos 8 metros de anchura y 4,65 metros de profundidad. Estas murallas rodeaban todo el conjunto urbano de la ciudad de Vic.

Ya en época moderna, entre los siglos XVI-XVII, algunos de los tramos de la muralla fueron reparados, y en el siglo XVIII se amplió el perímetro de la muralla.

Durante el siglo XIX, después de la Revolución Industrial, se decidió derribar las murallas de Vic para poder realizar una expansión urbanística. En este periodo, gran parte de las antiguas murallas desaparecieron, y se crearon nuevas calles, como la calle Verdaguer.

En este caso, en este punto todavía podemos observar algunos de los restos de las antiguas murallas de la ciudad de Vic.