Obtener indicacionesExportar como KML para Google Earth/Google MapsAbrir mapa independiente en modo pantalla completa
Iglesia y Convento de Santa Teresa

cargando mapa - por favor, espere...

Iglesia y Convento de Santa Teresa41.929064, 2.258892Iglesia y Convento de Santa TeresaVic Catalunya, España (Indicaciones)

La iglesia y convento de Santa Teresa está situada en la Plaza de Santa Teresa, justo al lado de la antigua muralla de la ciudad de Vic.

El convento de Santa Teresa se fundó en 1638, y la iglesia se construyó entre los años 1655 y 1666, siendo obra del arquitecto Josep Morató. Dentro de la iglesia todavía se conserva un importante retablo barroco que se ha adjudicado a Pau Costa. También se conserva un valioso monumento de Semana Santa del escultor Carles Morató, y también hay una tela de San Pedro del pintor Josep Maria Sert.

La iglesia es de una sola nave con crucero y capillas laterales. Alrededor del claustro está el edificio conventual inaccesible al público.

La fachada principal hay un frontón triangular con una cruz griega en el centro. La puerta es rectangular con un dintel decorado con un medallón donde hay dibujado un cordero. Hay dos ventanas con hierro forjado que flanquean el portal.

Encima de la puerta hay una hornacina de estilo clásico con frontón triangular y la imagen de Santa Teresa.

En 2017, en unas obras de remodelación, se localizaron diferentes armas y granadas de la Guerra Civil Española. Todo este material bélico fue asociado erróneamente, por todos los medios de comunicación, al sindicato anarquista CNT.

Durante la Guerra Civil Española, este edificio, como todos los edificios religiosos de Vic, fue abandonado y confiscado por el Ayuntamiento. En un primer momento, este edificio fue utilizado para ubicar los diferentes refugiados de guerra que llegaban a Vic.

Sin embargo, en 1938 estos refugiados fueron ubicados en otros edificios, ya que este convento lo ocuparon 200 soldados del ejército Republicano provenientes del frente de Valencia.

Estos 200 soldados llegaron a Vic para ejercer la función de policía militar y buscar todos aquellos jóvenes que no se habían presentado en la llamada de sus levas. Algunos de estos desertores habían huido a la España Franquista, otros se habían escondido en casas de Vic, o de otros pueblos, y otros habían ido a vivir en el bosque.

Entendemos, pues, que aquellas armas encontradas, en la reforma efectuada en 2017, corresponderían a estos 200 soldados del ejército Republicano, y no al sindicato anarquista CNT.