Obtener indicacionesExportar como KML para Google Earth/Google MapsAbrir mapa independiente en modo pantalla completa
Castillo de Bellpuig

cargando mapa - por favor, espere...

Castillo de Bellpuig41.920438, 2.321913Castillo de BellpuigSant Julià de Vilatorta Catalunya, España (Indicaciones)

El Castillo de Bellpuig, conocido también como Castillo de los Moros, está situado junto al parque de las Siete Fuentes, en Sant Julià de Vilatorta.

El Castillo de Bellpuig es una casa fuerte de los siglos XII y XIII. Actualmente, se conservan los restos del antiguo castillo, formadas por dos muros del siglo XII. De los restos, podemos observar la presencia de diferentes agujeros, que servirían para poner los andamios. También podemos observar el arranque de una bóveda de cañón. La planta de este castillo se adaptaría a la orografía de la zona donde está situado.

Todavía se conserva una leyenda del Castillo de Bellpuig. Según la leyenda, durante la Alta Edad Media, este castillo fue ocupado por el ejército árabe. Además, en este castillo había una mina que iba desde el Pla de la Quintana hasta el castillo. Esta mina permitía, a los ocupantes del castillo, poder sobrevivir a cualquier sitio, ya que desde esta mina podían ir a buscar alimento y agua.

Al parecer, el caudillo árabe que ocupaba el castillo estaba enamorado de una princesa árabe llamada Fátima. Por desgracia para el caudillo, esta princesa no le hacía caso, ya que se había enamorado del heredero cristiano de Can Badosa. Cuando el caudillo árabe supo esto, enfadado por el rechazo de la princesa, decidió encerrarla en la prisión del castillo.

Cuando el heredero de Can Badosa se enteró de que habían encerrado a su enamorada en prisión, decidió construir otra mina que fuera desde su casa hasta el castillo. Pasaron muchos días hasta que pudo conseguir liberar a su enamorada de la prisión del castillo.

Cuando el caudillo árabe conoció la noticia de que la princesa había sido liberada, ordenó perseguir y capturar a los dos enamorados. Por suerte para los enamorados, estos ya se encontraban muy lejos de Sant Julià y de los hombres del caudillo árabe.